JellyFarmer

¿Te ha picado una medusa? Que hacer ante una picadura:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
picadura de medusa

Si te estas planteando tener una medusa como mascota, es lógico que te preguntes cuanto puede llegar a urticar y hasta que nivel puede ser peligroso.

La realidad es que la mayoría de las especies que se comercializan poseen una picadura leve, de hecho en muchos casos esta picadura es imperceptible para el hombre.

Si bien no se recomienda tocar a estos organismos con la mano, el hacerlo de forma accidental, no supondrá, normalmente, un problema grave.

De igual manera, el aumento de temperatura del agua durante el verano propicia la aparición de medusas en mares y océanos.

En ocasiones algunas de estas medusas son llevadas por la corriente hacia las zonas de baño.

Ese mismo calor y cobijo que sitúa a las medusas en las playas, también atrae a los bañistas haciendo que ambos compartan espacio.

Por eso, aun existiendo mecanismos de prevención, es inevitable que se produzcan iteraciones. Estas pueden ocasionar una picadura para el humano y daños en la medusa de distinta índole como perdida de tentáculos.

Tanto si eres un granjero de medusas como un bañista prevenido, creemos que es interesante aprender a identificar una picadura y como se puede actuar para minimizar los riesgos si esta se llega a dar.

Para ello aquí os traemos algo de información:

Síntomas comunes:
  • Dolor.
  • Ardor.
  • Inflamación.
  • Enrojecimiento.
  • Erupción.
 
Cómo actuar:
  1.  Ponte en un lugar seguro.
  2.  Si es posible informa a alguien de lo que te ha pasado.
  3.  Con ayuda de unas pinzas o una tarjeta, quita restos de tentáculos sin esparcirlos por la piel.
  4.  Lava la zona con agua salada abundantemente.

5.  Aplica frio durante 10-15 minutos para bajar la inflamación, evitar el hielo directo sobre la piel, puede producir quemaduras.

6. Si el dolor es muy intenso o el estado de la víctima empeora, acudir a un centro médico o avisar a los servicios de emergencia de forma urgente.

Qué no se debe hacer:
  • No te rasques: Solo conseguirás esparcir más el veneno y que la picadura se extienda al resto del cuerpo.
  • Nunca utilices agua dulce: El agua dulce será absorbida por la piel
    por un proceso llamado ósmosis, introduciendo más veneno en el tejido.
  • Nunca le eches amoniaco, alcohol u orina: Una picadura de medusa
    genera una herida abierta, sustancias como el alcohol o el amoniaco
    podrían quemar el tejido y la orina infectarlo.
 

Cabe mencionar que, aunque son aislados, existen casos de hipersensibilidad, por lo que es conveniente hacer un seguimiento del afectado desde que se tiene noción del incidente.

Para acabar, nos gustaría hacer énfasis en que la finalidad de este documento es meramente informativa y siempre se deberán seguir las directrices de los especialistas u organismos competentes en la materia.

También te puede interesar

0
    0
    Tu carrito
    No hay productos en el carrito.